Home » TEXTIL » Fibras » Twistron, la fibra que genera electricidad
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
carbon-yarn-1000-2017-08-k6QB--620x349@abc

Twistron, la fibra que genera electricidad

El material, bautizado como «Twistron», puede producir corriente eléctrica constante y podría emplearse en un futuro para alimentar a un aparato electrónico de pequeño consumo.

La tecnología textil es una de las sendas a explorar en el futuro por parte de la industria. Y puede que las soluciones estén más cerca de lo que se cree gracias a una fibra específica capaz de generar electricidad por sí sola  cuando se retuerce.

Un grupo de científicos de EE.UU. y Corea del Sur han desarrollado una nueva fibra capaz de generar electricidad cuando se estira o se retuerce, según el trabajo publicado en la revista «Science». El material, bautizado como «Twistron», puede producir corriente eléctrica constante gracias al movimiento de las olas del mar o los cambios de temperatura. Para lograrlo, se ha utilizado una serie de nanotubos de carbono, unos cilindros huecos cuyo diámetro es hasta 10.000 veces más pequeños que un cabello humano.

¿Cómo funciona?

Los tubos deben sumergirse o revestirse de un material conductor de iones o electrolito, que puede ser, por ejemplo, la sal de mesa convencional y el agua. En ese estado es posible conducir la electricidad.

“En el momento en el que se sumergen las fibras de nanotubos de carbono en un baño de electrolito, las fibras se cargan por el propio electrolito”, señala en un comunicado Nai Li, del Instituto NanoTech de la Universidad de Texas (EE.UU.).

Así, se lograría resolver un problema central: evitar la utilización de una batería. De hecho, en otro de los ensayos se logró tejer esta fibra en una prenda específica, lo que habilitó la alimentación de un aparato electrónico de escaso consumo eléctrico o sensores necesarios para monitorizar y recoger información del cuerpo humano.

De esta forma, «no se necesitan baterías externas o voltaje [para encenderlo]», lo que permitiría en un futuro diseñar objetos a nivel comercial en forma de ropa para utilizarlo como «gadget» o plataforma para conectar otros aparatos electrónicos. Durante las pruebas en laboratorio los investigadores demostraron que un hilo podía encender una luz LED.

Esta investigación, no obstante, se encuentra en una fase demasiado embrionaria como para considerarlo como un proyecto a gran escala pero puede servir de campo de experimentación para el futuro de la tecnología «wearable» -vestible, en español-.

Existen numerosos materiales piezoeléctricos que pueden generar energía cuando se estira o se comprime, pero este hilo es a su vez resistente y flexible al mismo tiempo que proporciona la conductividad necesaria para generar electricidad. «La obtención de energía eléctrica a partir del movimiento humano es un método para eliminar la necesidad de baterías. Nuestros hilos produjeron más de cien veces más energía eléctrica por peso cuando se estiraron en comparación con otras fibras de tejido», apunta Ray Baughman, director del Instituto NanoTech. ¿Cuál es el problema? Que necesita ser empapado en electrolitos para funcionar. ¿Tal vez el sudor?

Fuente: ABC España

About mundotextil