Home » industria » Perspectivas a nivel mundial de la industria de la indumentaria
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
1f1372_cb6f5586b7cd4f5f921d6da033d26aa7~mv2

Perspectivas a nivel mundial de la industria de la indumentaria

Este año promete convertirse en el de la recuperación de la industria mundial de la moda, un crecimiento que será encabezado por la indumentaria deportiva.

Gabriel Farias Iribarren.*

Según la consultora McKinsey, a nivel global en este año 2017 se espera la recuperación del sector en función del duro y desconcertante año 2016 que cerramos. Esta apreciación está fundamentada en varios parámetros. En primer término, los indicadores macroeconómicos, incluyendo el crecimiento del PBI global, está proyectado al 3,4 % (fue del 3,1% en 2016). No obstante, podría existir un ajuste que refleje el impacto de los cambios políticos en Estados Unidos y el Reino Unido.

En segundo lugar, los inversores del sector y las marcas de moda prevén mejoras en toda la industria durante 2017. Este razonamiento en parte está sustentado sobre la base de que las empresas han realizado importantes ejercicios de recorte de gastos y reestructuración durante 2016 y ahora están preparados para capturar los beneficios.

El crecimiento de la industria de la moda podría aumentar de 2-2,5 % en 2016 a 2,5-3,5 % en 2017.

Este desempeño varía según las dinámicas individuales de segmentos y categorías específicos del mercado. Los artículos de valor y lujo accesible se perfilan como los grandes ganadores, superando el ritmo promedio de crecimiento proyectado de la industria del 3,0% a 4,0%, respectivamente. Sin embargo, todos los segmentos del mercado –excepto el mercado de descuentos—deberían tener un leve crecimiento de las ventas de 0,5-1,5 puntos porcentuales.

Se espera que las categorías de productos crezcan en línea con el promedio general de la industria, pero los mayores ganadores serán esas empresas con estrategias coherentes de canales y propuestas de valor claras. La ropa deportiva está posicionada para ser la ganadora absoluta de la categoría, manteniendo un crecimiento de ventas del 6,5-7,5%. Es probable que el segmento de los artículos de lujo accesible se siga beneficiando de los consumidores que “bajan de nivel” dejando los productos de lujo, mientras que las señales apuntan a un crecimiento continuo “del segmento de valor” en línea con la expansión internacional de los grandes actores globales.

En resumen, la industria textil mundial tiene ahora la oportunidad de estabilizarse y reiniciarse. Es muy probable que las historias de éxito del próximo año provengan de aquellos que ya están planificando para el año 2018. Los “futuros exitosos” deberían hacerlo en el contexto de las siguientes tendencias que creemos darán forma a la industria de la moda en 2017.

Puntos más destacados de la industria de la moda a nivel mundial

1- Aprovisionamiento diversificado.

Independientemente del resultado de estas dos primeras variables analizadas, lo que sí es ser cierto es que en el caso de las empresas importadoras, aquellas con una estrategia de “abastecimiento diverso” que han adoptado múltiples bases de producción serán las mejores posicionadas para gestionar este potencial trastorno y los futuros cambios geopolíticos.

No obstante, también es muy importante seguir trabajando aún más estrechamente con los proveedores claves en pos de consolidar el abastecimiento; continuando con la búsqueda de una mayor eficiencia y maximizando la productividad en la cadena de suministros. El artículo producido será mejor en todos y cada uno de sus atributos y el volumen y la escala de producción propiciarán mayor entrega de servicio, lo que aumentará el valor.

2- Deslocalización o producción en cercanía.

A medida que la política global se hace más turbulenta, mover las cosas más cerca de casa o fuera del ojo de la tormenta puede ser una alternativa viable. En cierta forma “acercar la deslocalización” de la cadena de suministros a los mercados regionales también es la tendencia en curso, en función de dar una respuesta rápida con órdenes más pequeñas y frecuentes, generar un menor impacto ambiental y una mayor eficiencia en la gestión de la calidad.

La estrategia de abastecimiento de “doble vía o dual”, básicos y volumen producidos en Asia y el resto -artículos de última tendencia y sensibles al tiempo- en cercanía, continuará ganando impulso ya que las marcas de moda y el retail lo están usando cada vez con mayor frecuencia y mejores resultados. Entre otras cosas, porque esta alternativa propicia “la venta de prueba” para modelos de última tendencia y su futura producción en Asia si su ratio de venta resulta positivo.

Para producir “pronto moda o moda rápida”, no alcanza con acercar la producción a las tiendas o exigir los tiempos más cortos de pre y producción a los proveedores asiáticos. Es la “organización completa” la que debe responder con agilidad y con sentido de extrema urgencia. Por ello el análisis de datos y la digitalización de la cadena de abastecimiento deben ser prioridades para las empresas a la hora de invertir en innovación y tecnología.

3- Obsesión digital en la cadena de abastecimiento.

Al transformarse la incertidumbre y la volatilidad en la “nueva normalidad” de la situación actual, traen la oportunidad para los minoristas y las marcas de repensar sus modelos de negocio y cómo operan, por ello es la “digitalización de la cadena de abastecimiento” un tema recurrente en nuestros días. En esencia, la digitalización aproxima la oferta y la demanda combinando elementos de la cadena de suministro, tradicionalmente distintos, en redes de suministro digital, sin separaciones. Herramientas como las redes sociales, las comunicaciones móviles, el análisis y “la nube” marcan el escenario para esta convergencia, uniendo no sólo flujos físicos de materiales, productos y suministros, sino también talento, información y finanzas.

Los elementos individuales pueden implicar la digitalización de la cadena de suministro a través de tecnologías como RFID para mejorar la visibilidad y, a su vez, la capacidad de respuesta, la innovación y la ejecución cada vez más rápida. O puede ser una transformación digital más amplia que alinea la estrategia de una organización y la IT para servir a clientes cada vez más móviles y con más conocimientos digitales cuando, donde y como lo exijan- sistema omnicanal.

Para los fabricantes, la digitalización de sus procesos ayudará a racionalizar los costos administrativos, les dará un mayor control sobre la producción y su capacidad del día a día y les permitirá hacer ajustes operacionales rápidamente.

La innovación digital va detrás de escena: la digitalización es clave para la eficiencia de la cadena de abastecimiento, mejores costos de adquisición y mejores oportunidades de aprovisionamiento.

Dicho esto, la industria de prendas de vestir se encuentra todavía en las primeras etapas de esta adopción. El cambio en 2017 será detectar las oportunidades de prepararse para la “digitalización total de la cadena de abastecimiento” mientras se sigue optimizando el abastecimiento tradicional no-digital.

4- Análisis de datos – DATA.

En los últimos años se ha generado un gran entusiasmo por el potencial de los grandes datos -DATA- y su posterior gestión. Junto con los avances en la previsión de la demanda mediante la extrapolación de las ventas actuales y el uso de ello para predecir lo que se venderá mañana permiten producir y mover las existencias adecuadas a las tiendas. Sin embargo, sigue siendo muy difícil actualmente para los compradores de moda determinar efectivamente y predecir con exactitud lo que se va a vender y lo que no.

Estamos hablando de compradores más astutos e inteligentes, con los cuales hay que esforzarse más para seguirles el ritmo: los consumidores “siempre conectados” se están volviendo más sofisticados, más tecnológicos y más difíciles de predecir.

Aprovechemos los datos y el análisis de los clientes, dicen los expertos, para impulsar decisiones inteligentes y rápidas en torno a necesidades específicas de productos y servicios, como estilo, colores, tamaño y opciones de entrega, así como mejorar la eficiencia del inventario, reducir las ventas perdidas y mejorar el margen. Los datos también pueden usarse para identificar problemas y, potencialmente, para desarrollar soluciones. Muchas herramientas de predicción están ahora en un nivel de madurez y cambiarán la forma tradicional de diseñar, comprar, distribuir e inventariar la ropa.

5- Modelo de oferta y demanda.

A través del análisis de datos se genera un cambio de la producción de “oferta y demanda” a un enfoque de “demanda y oferta” donde los minoristas reducen las compras iniciales y los inventarios y en su lugar desencadenan ciclos de producción de temporada basados en las ventas reales en las tiendas y en línea. Del mismo modo, existe la expectativa de los consumidores conscientes de la moda de “ver ahora, comprar ahora” y comprar al instante los diseños que ven en la pasarela.

Se cambia el ritmo. Es una alteración en el ciclo de la moda por la cual se deben atender a las expectativas establecidas por un ritmo mucho más rápido que brinda “inmediatez” porque que el deseo del consumidor necesita de una gratificación instantánea.

La creatividad queda circunscripta a la creación de la tendencia. A partir de ahí se toma más aportes de los equipos de compra y mercadeo para reaccionar a lo que se está vendiendo en lugar de definir lo que se venderá a través de riesgos de diseño prospectivo.

Si bien estas dos tácticas pueden ser altamente rentables, se puede deducir que se pone énfasis en toda la cadena de suministro, desde el diseño hasta la producción, pasando por el envío y finalmente, la experiencia de compra. Esto requiere un compromiso extremo de todos los involucrados, desde el principio al final de la cadena, para desafiar, cambiar y ejecutar.

En particular, se depende en gran medida de las asociaciones colaborativas y efectivas con proveedores, quienes están bajo creciente presión para desarrollar diseños y prototipos con plazos de entrega más cortos y afinar sus procesos de fabricación para administrar pedidos iniciales más pequeños y responder más rápidamente a las demandas de “reorders” con poca anticipación. El cambio general será hacia un modelo de desarrollo más ágil, mucho más versátil.

Para apoyar y desarrollar este sistema, la opción es que las marcas consideren hacer inversiones estratégicas en innovación y tecnología en su base de suministro y en sus procesos internos.

6- Inversión en innovación.

La diferenciación y la innovación se destacan como ingredientes claves para el éxito en el futuro. Para seguir siendo competitivas, las marcas de moda tienen que estar preparadas para cambiar y estar dispuestas, siempre, a probar algo nuevo. Ya sea en la forma en que los productos se han diseñado y fabricado -impresión en 3D, tecnología portátil, creación de prototipos digitales, robótica y automatización-, o por cómo compran los consumidores -ejemplo, la tendencia “ver­ ahora, comprar ahora”, o por dónde y cómo vender- el comercio electrónico y la venta al por menor en todos los canales.

En la actualidad hay una serie de tendencias e innovaciones tecnológicas que resultarán relevantes y de obliga aplicación. Algunas de ellas: RFID, probadores virtuales, crosselling, etiquetas digitales, beacons, Powershelf, autocobro, otros.

Absolutamente todas ellas involucran al sourcing y al aprovisionamiento en origen por ello debemos trabajar desde ahora mismo para dar las respuestas adecuadas en un futuro inmediato.

7- Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa.

Si 2016 fue un año de fuerzas opuestas que se chocan, la puja por la sustentabilidad fue un común denominador en toda la industria. La sustentabilidad se está convirtiendo en una nueva fuerza de impulso importante para las decisiones de compra de los consumidores. En los mercados emergentes, por ejemplo, más del 65 por ciento de los consumidores buscan activamente moda sustentable. El crecimiento de la población mundial, el cambio climático, la escasez de tierra y agua y el costo en aumento de los recursos clave tienen un impacto directo en el balance final de todas las empresas. La velocidad de la moda rápida amplifica estos problemas e incrementa cinco inconvenientes fundamentales para la industria de la moda: el alto consumo de agua, la descarga de sustancias químicas peligrosas, la violación de los derechos humanos, los estándares de trabajo, las emisiones de gas de efecto invernadero y la producción de desechos. Para las empresas de moda, responder a estas cuestiones se ha convertido en un área potencial de diferenciación e inspiración creativa en la que se hace hincapié.

Una cantidad de iniciativas en diferentes industrias han resaltado el potencial para identificar maneras más sustentables de trabajar a lo largo del ciclo de vida de un producto. Desde hace varios años, algunas de las empresas de moda más grandes han establecido públicamente metas de sustentabilidad y han creado premios para promover la colaboración y estipulación de normas para las importaciones de tejidos de ciclo cerrado y otras formas de materiales innovadores. Esta es un área que ofrece beneficios reales para las marcas de ropa, ya sea del mercado masivo o de lujo, ya que todas las empresas están presionadas para aumentar la transparencia de las fuentes y revelar más del pedigrí de sus productos.

Sostenibilidad y responsabilidad social seguirán teniendo una fuerte influencia en las decisiones de aprovisionamiento. Es tan claro e inobjetable el tema que no hay mucho más que argumentar.

En resumen, la construcción de una cadena de suministro más transparente y sostenible es una tendencia irreversible en la industria textil de la actualidad. Con las partes interesadas externas cuestionando cada vez más los orígenes del producto y sus procesos de fabricación, las marcas de ropa y los minoristas necesitan estar más cerca de sus operaciones en la cadena de abastecimiento. La construcción de una cadena de aprovisionamiento transparente, responsable y sustentable es clave. En ella debe verse la colaboración mancomunada de las marcas, sus proveedores y las organizaciones con reputación y experiencia en estos temas. Todos deben trabajar juntos y compartir información para asegurar una práctica empresarial responsable, sostenible y compatible con el medio ambiente.

8- Los nuevos talentos.

A medida que estos cambios en la industria textil toman forma, habrá una necesidad de construir y encontrar nuevas habilidades para el futuro digital. El sector ya se lamenta por la pérdida de formación técnica en áreas como la fabricación, los tejidos, el aprovisionamiento, la ingeniería de producto y la gestión de calidad; ­ sin embargo, como los productos, la cadena de demanda y las solicitudes de los consumidores se vuelven más complejas, la necesidad de un alto nivel de conocimiento del proceso y de comprensión técnica se vuelve cada vez más importante.

Las empresas están obligadas a contratar profesionales a partir de niveles educativos más diversificados, como la ingeniería, la terapia física y el análisis de negocios ­ y además seguir capacitando a los colaboradores actuales con los conocimientos adecuados que les permitan hacer frente a estas nuevas tecnologías. Si la industria textil no es capaz de poner en práctica la tecnología disponible, será vulnerable a los gigantes de la tecnología que pueden tomar grandes porciones de la cuota de mercado rápidamente. El ejemplo perfecto es Amazon.

Otra de las increíbles preocupaciones relacionadas con la próxima generación de líderes de la industria es que las habilidades de comunicación verbal son cada vez más pobres. En un mundo que está hiper conectado 24/7, la falta de comunicación interpersonal es a menudo la causa de la mayoría de los problemas. Mientras que las herramientas de las redes sociales son importantes, la comunicación verbal y la conexión personal van adquiriendo un valor incalculable, casi rozando el arte.

*Gabriel Farías Iribarren es especialista en aprovisionamiento textil con una importante experiencia internacional en aprovisionamiento, compra y producción de textiles y accesorios en América del Sur, Europa y Asia. Gestor creativo y resolutivo, con enfoque estratégico y orientado a resultados, ha liderado importantes procesos de crecimiento empresarial y reducciones de costes. Establecido en Asia desde 2006, actualmente está basado en Hong Kong y se desempeña como directivo de una corporación del retail. Más información en www.gabrielfariasiribarren.com

About mundotextil

Leave a Reply