Home » MODA » Actualidad » Latinoamérica, futuro para la moda
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
Latinoamérica-futuro-para-la-moda

Latinoamérica, futuro para la moda

“Una actividad industrial de larga trayectoria, un mercado de consumo en crecimiento, grandes operadores en la distribución moviendo ficha sin parar, marcas y cadenas de grandísimo potencial internacional y cada vez más empresas globales poniendo sus bases en el territorio.

En pocas palabras, así se podría describir la situación actual del negocio de la moda en Latinoamérica. Y, si sólo tuviéramos una, sin duda sería esta: apasionante.”

Desde Modaes  presentaron el Dossier: “Latinoamérica, futuro para la moda” documento que releva la información que  llevan siguiendo día a día de la actualidad del negocio de la moda en Latinoamérica desde 2014 y, expone a fondo la realidad económica de un sector que tiene muchísimo que decir en esta región del planeta.

“En este sentido, hoy podemos decir que el negocio de la moda en algunos países de Latinoamérica, desde México hasta Colombia, pasando por Chile, Perú, Argentina o Brasil, tiene ante sí unas formidables perspectivas de crecimiento. Aunque la política a menudo no acompaña y los problemas estructurales de la región no desaparecerán de la noche al día, las previsiones económicas son positivas para la mayor parte de los países del territorio. Las clases medias crecen y se enriquecen y la distribución se moderniza a toda velocidad, conviertiendo a Latinoamérica en una región cada vez más interesante para la moda internacional.

No es casualidad que en los últimos años los grandes grupos internacionales del sector hayan puesto a Latinoamérica en su punto de mira y que aceleren sus inversiones para expandirse.

Pero este no es el fenómeno más importante en la transformación del negocio de la moda en Latinoamérica, sino el despegue de una industria local que gana poco a poco dimensión internacional gracias al empuje de empresarios y directivos con talento y perspicacia.

Las marcas mexicanas, peruanas, argentinas o colombianas cumplen en muchos casos las condiciones para competir en un ámbito supranacional, empezando seguramente con el mercado latinoamericano, pero también, por qué no, con una dimensión global. Algunos inversores internacionales ya se han dado cuenta de ello.”

“(…) Latinoamérica tiene ante sí la oportunidad de ser un actor relevante en la moda internacional, con su desarrollo como mercado y, sobre todo, con unas empresas que pueden comerse en mundo.”

Entre los muchos expertos que colaboran en el dossier, compartimos algunos fragmentos de la entrevista realizada a Gabriel Farías, argentino radicado hace más de una década en Asia. Experto en aprovisionamiento, con experiencia en empresas internacionales y latinoamericanas. En la que destaca con optimismo la oportunidad que tiene Latinoamérica para potenciar su industria textil, apoyándose en la producción en cercanía para la región.

“La producción en cercanía es la gran oportunidad para Latinoamérica”

¿Qué fortalezas y qué debilidades tiene el aprovisionamiento textil en Latinoamérica?

La principal ventaja es la experiencia en el sector. Hay países como Perú, México o Colombia que tienen mucha trayectoria. Hay un conocimiento técnico y de gente especializada para generar productos de buena calidad y bajo estándares internacionales. Comparándolo con Asia, el costo de la mano de obra sería una debilidad, así como también el encarecimiento del transporte. La gran oportunidad es que Latinoamérica trabaje para la región, eso sería una ventaja muy competitiva teniendo en cuenta lo importante que hoy en día es la velocidad. Lo que tiene ahora que hacer la industria es sumar valor agregado.

¿El mercado interno de la moda en Latinoamérica podría ser mayor? ¿Qué se necesita para hacerlo posible?

Totalmente. El consumo irá en aumento, hay muchísimo mercado por abastecer. Obviamente que en esos países donde la industria textil es una de las bases de su productividad será mayor. La inversión en tecnología es fundamental. El hecho de que el aprovisionamiento en cercanía vaya ganando terreno es una enorme oportunidad para Latinoamérica, porque los países tienen que producir para la región. Pero sí tiene que haber mayor estabilidad y un surgimiento de la inversión.

Aplicar reglas claras de juego. Farías insiste en que los países de la región, apoyados por los gobiernos y las entidades privadas del sector, deben contar con más estabilidad para atraer nuevos inversores y potenciar su crecimiento.

¿La industria textil en Latinoamérica está obsoleta?

No, lo que necesita es actualización, que viene de la mano de la inversión. En algunos países, la industria textil ha sido de subsistencia, pero hoy puede responder a las nuevas necesidades de la industria de la moda. Hay que agregar valor a los productos o servicios.

Hay países que pueden ser competitivos afuera si se dedican a los nichos, por ejemplo Perú con el algodón pima o la alpaca.

¿La especialización es una opción para competir en el mercado global?

Una de las oportunidades más importantes que tiene ahora Latinoamérica es producir rápido para abastecer a la región en función del nuevo cliente digital. Marcas de ecommerce en Europa están produciendo en la región justamente para poder responder a los tiempos que demandan sus clientes latinoamericanos. Además, se pueden especializar en ciertos materiales, como en el caso de Perú.

¿Cómo es el universo empresarial de los productores en Latinoamérica? ¿Es una estructura óptima?

En la mayoría de los países los productores son pequeñas y medianas empresas, muchas de ellas de estructura familiar. La industria está muy fragmentada, pero eso puede ser una ventaja ya que con estos formatos son más flexibles y se adaptan mejor a los vaivenes de las economías de la región.

En 2030, ¿Latinoamérica será un hub productivo?

Mi deseo es que sí. En verdad ya lo es, pero todos quisiéramos que fuera muchísimo más importante para el resto del mundo. Insisto, la tendencia lleva a producir cerca de los mercados de comercialización y se están dando todas las condiciones en cuanto a tecnología e innovación para que se siga dando así. El futuro cercano radica en una comercialización del producto en la que los clientes van a dar la orden de producción de las prendas y esas máquinas que respondan al pedido van a estar muy cerca del proceso de compra.

 

Fuente: Selección y extractos del Dossier: “Latinoamérica, futuro para la moda”

Pueden descargar el Dossier completo aquí.

About mundotextil