Home » MODA » Entrevistas » La moda pasa por la calle y la conexión con la gente
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
beni

La moda pasa por la calle y la conexión con la gente

Histriónico, afectivo y respetado en el medio nacional e internacional del mundo del diseño. Benito Fernández cumplió 30 años de carrera, y en su paso por Mendoza dialogó con Estilo acerca de su mirada desprejuiciada y lo último de su colección prêt à porter “India”.

Con un perfil bajo (en cuanto a cualquier tipo de escándalo mediático) y alto, respecto a su presencia profesional en los medios, además de ser el diseñador de las figuras más importantes a nivel nacional e internacional (vistió a la reina Máxima Zorreguieta, a “Violeta”, Tini Stoessel y Valeria Mazza, entre otras figuras) la carrera de Benito Fernández fue ‘in crescendo’, producto de su mirada libre de preconceptos.

Dueño de un estilo en donde el color y las estampas originales jamás faltan, el diseñador oriundo de Villa Urquiza trabajó desde siempre con una mirada libre de prejuicios, y desde donde pudo ver más allá de la pasarela.

“Darme cuenta de que me gustaba este mundo fue un descubrimiento tardío porque antes no existía la carrera de diseño en Buenos Aires, y me encontré estudiando Derecho mientras tanto. Luego dejé y empecé moldería, corte y dibujo, y más tarde me fui a París, a la “París American Academy” por dos años.
Abrí mi boutique en el ‘86. Sacarme prejuicios de encima me hizo construir una carrera diferente, una familia, dos hijos divinos con una cabeza bien abierta y moderna. Eso determinó mi trabajo, algo que no se dio de la noche a la mañana, sino que tuvo que ver con esta mirada hacia el mundo”, cuenta Benito con tono afable.

– ¿Cómo se construye una marca como la tuya en donde pasaste de la alta costura al prêt-à-porter, y hasta al lanzamiento de productos nuevos como tu perfume, sábanas y toallas?

(B.F.)- Se hace paso a paso y con mucho trabajo. Son treinta años de carrera los que cumplí. Eso implicó pensar no sólo en el hecho de “vender”, sino de encontrar un estilo propio, una imagen, un lugar a donde se quiere arribar. Se trata de cosas mucho más conceptuales, no sólo de hacer un escote divino, o un vestido impactante, sino de formas de vida y elecciones que hace uno para llegar a tener contenido y solidez, en la esencia de la propia marca.
Nunca he tenido prejuicio alguno en ir más allá de la alta costura, algo que me hizo evolucionar y reinventarme luego de 30 años.

– ¿De dónde nace esa inspiración que siempre sorprende?

(B.F.)- Del hecho de estar siempre  cerca de la gente…Definitivamente eso genera que sea más creativo, más moderno y joven.

– ¿Por dónde pasa  “la moda” hoy?

(B.F.)- Yo siempre digo que la moda pasa hoy por la calle y la conexión con la gente. En la actualidad salís a  a festejar un partido de fútbol, a pedir por tus derechos,  a apoyar un partido político, o simplemente a disfutar con tu familia, y la manera en que elegís lo que usás te identifica y habla de vos.
La moda es mucho más que algo bello para lucir, nos refleja como sociedad, pasa por la calle y la conexión con la gente. De allí que sea algo que las blogueras, los blogs de moda, y los cool hunter observen de cerca. La calle tiene mucho por decir y estar cerca de la gente, me genera estar mucho más vigente y actual.

– Contame acerca de tu nueva colección prêt-a-porter “India”

(B.F.)- Es una colección que tiene que ver con los colores y la alegría en donde abundan los tonos naranja, amarillo, coral, turquesa, y  verde agua, con la presencia de pantalones más anchos, monos, y el guiño de lucir la pancita un poco al aire en algunos outfits.
Otra de las opciones cancheras de esta colección son las camperas de cuero que adquieren un gran protagonismo, tanto para el día como para ir a un casamiento. También se suman maxi polleras, monos cortos con el talle un poco subido, y los flecos…en fin una mirada muy colorida y divertida para este verano 2016- verano 2017.

– ¿Cómo creés que te percibe el público?

(B.F.)- Mi marca se lee muy bien. Se sabe que tiene que ver con los colores, las estampas, las mezclas de estampados, y una impronta muy  fresca vinculada a la modernidad. Y lo mejor de todo, es que esas características y ese espíritu que la definen, también han sido bajados a un montón de mis productos.

– ¿Qué ha sido lo más complejo en ese proceso de construcción del sello de autor?

(B.F.)- Tener una identidad propia y, sobre todo,  el hecho de luchar contra los prejuicios. Los argentinos somos muy prejuiciosos, y traté de lidiar con eso de la mejor manera. No fue sencillo.
Cuando hice la primera remera para un supermercado fui criticado porque: “¿cómo un diseñador de alta costura iba a terminar haciendo indumentaria para un súper, un banco, o una tarjeta?”; o: “¿Cómo va a vestir a Tini Stoessel, si diseña para la reina de Holanda?”.
Prejuicios a los que no les di cabida. Venía de la alta costura, pasé al prêt á porter y hoy mi carrera se sustenta en estar más cerca de la gente: lanzar mi primer perfume, participar de un aviso de un desodorante de ambientes, o diseñar prendas de venta masiva. Me gusta la moda desde lo social.

– ¿Cómo te llevás con las críticas entre colegas?

(B.F.)- No quiero ser soberbio en esto, pero es algo que nunca me preocupó, porque los colegas entendiblemente son competidores; y, algunos amigos: como en todas las profesiones. Lo que sí  me dolía era el prejuicio de la gente en general. Estoy de acuerdo con que mi ropa no le guste a todo el mundo, pero que el prejuicio hiciera pensar que los colores en la alta costura, o lo latino, no pueden verse elegantes es un punto que en su momento no me hizo sentir bien. Luego, al abrirse la mirada de la gente, esto cambió.

– ¿Cuál es la mirada que, sentís, se debería tener para apreciar a la moda en un sentido más profundo?

(B.F.)- Hoy la gente se dio cuenta de que la moda no se trata de  un color, remera o formato. En la actualidad, mi marca te puede gustar o no, pero tiene que ver con modernidad, la alegría, y buena onda. El público me percibe en la tele, en los diversos medios de comunicación e incluso en  las redes, y ya no se trata de mostrarle o decirle si un vestido es “lindo” o no. La gente quiere ver el combo, cómo es tu cabeza, cómo soy con mi familia, y el contenido que tengo en mi sello. Por eso las grandes firmas me buscan.

Fuente: LosAndes.com.ar

About mundotextil

Leave a Reply