Home » MODA » Actualidad » La herencia como fuerza y la pasión como razón
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
_MSF7141

La herencia como fuerza y la pasión como razón

Los directivos de Botonera Parent’s confiesan su entusiasmo por el trabajo de cada día y repasan las motivaciones para seguir creciendo junto a sus clientes.

“La herencia como fuerza y la pasión como razón para seguir” es una de las consignas de Botonera Parent’s, una empresa familiar que tiene como titulares a Ana Pawluczyk y sus hijos Iván y Estanislao. Así lo explica Iván: “Cuando nos sentimos parte de una historia que se escribe y se forja a través de las familias heredando dotes, talentos y experiencia en un rubro a lo largo de sus generaciones, sabemos que un legado habla más de fidelidad que de excusas para continuar. Y porque entendemos algunos motivos como modos de vida, seguimos…”.

Un fervor que se renueva cada día, según lo relata Estanislao: “¿Qué decimos, hoy, cuando, obstinados, explicamos por qué queremos seguir construyendo y creando, cuando decimos que queremos seguir haciendo industria nacional? Decimos que no vamos a dejar de abrazar el momento del día cuando abrimos y esperamos a la gente para comenzar una nueva e impredecible jornada. Que queremos continuar escuchando el ruido de cada máquina y entender cómo están funcionando porque conocemos cómo suenan en cada paso y sus ‘mañas’. Que no podemos dejar de ver todo como un gran organismo en el cual cada sector y estadío de la producción se conecta, alimenta y necesita del otro. Donde los cables y mangueras cual venas bombean hacia la maquinaria metálica que da vida a piezas y ensambla partes”.

“Nos es vital seguir proyectando, diseñando y soñando aun después de que las luces estén apagadas y todo se encuentre descansando y esperando por un nuevo día. Porque al futuro de todos los que ahí crecemos y nos desarrollamos con lo que tenemos para aportar, no sólo lo entendemos como una responsabilidad: pensamos y creemos que las familias detrás de las personas que con nosotros reciben y despiden la jornada, son también parte de esta familia-oficio. Y que el vínculo se genera y afianza en cada uno de esos momentos en los que aprendemos de lo que estamos haciendo, juntos, y de lo que aportamos y dejamos en el proceso”,destaca Ana.

Y esa pasión por crear “se aviva cada vez que visitamos a un nuevo cliente o a los que siempre nos acompañan. Es la combustión que nos estimula cuando conocemos a otro fabricante que apuesta como nosotros a hacer un producto y nos quiere parte de él. El desafío de entender sus ideas y diseñar/construir/inventar con lo que leímos que ellos eran y/o buscaban”, comenta Iván.

Un contacto que para Botonera Parent’s está más allá de las vorágines de estos tiempos, que siembra raíces en la pasión por generar un producto que tenga sello particular: “La globalización tecnológica nos permite, si quisiéramos, ver un catálogo de avíos ya fabricados y esperando por embarcarse a un click de distancia. Pero ¿quién sería capaz de abandonar una fabricación basada en ganas e ideas propias por un producto que nació y se concibió para ser reproducido millones de veces y para convertir un modelo de ropa en un clon de otro (por ejemplo en dos puntos del mundo lejanos), y no como una pieza única y distintiva de una identidad pensada, que busca algo a su medida? ¿Quién puede ofrecer como propio algo que no ideó o fabricó para el que espera que captemos la esencia de su temporada y, así, la inspiración recíproca se convierta en el artículo a distinguir su prenda?”, resalta Estanislao.

Y una vez que el proceso se pone en marcha, Ana confiesa que “no podemos, ni queremos, dejar de volver a la fábrica después de una visita con nuestros muestrarios y sentarnos a idear y diseñar, iluminados por la reunión. No queremos dejar de esperar por una matricería para sorprendernos del resultado y su materialidad, la navidad en nuestras manos… De ponerla a funcionar y fabricar las primeras piezas para ver en qué se convirtió esa visión. No podemos dejar de pelear contra los imprevistos de la fabricación o la economía reinante, porque en el medio de todo eso, puertas adentro, estamos dando vida a lo que todavía no llegó pero ya fue pensado. No podemos decirle a todos los que con nosotros trabajan y a nuestros colegas que crear no tiene sentido o ganancia… o que otro lo puede hacer mejor que nosotros”.

Y, por último, la responsable de Botonera Parent’s agrega que “no queremos sabernos impotentes o vulnerables ante una realidad económica si podemos transformarla cuando nos sentimos parte y artífice de la misma: un motor que no se preocupa por cómo está el camino porque nació para andar”.

About mundotextil

Leave a Reply