Home » Textil artesanal » La búsqueda del color, con tintes naturales
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
folk-fibers-9472LR

La búsqueda del color, con tintes naturales

Los tintes naturales son pigmentos orgánicos que se extraen de plantas, insectos y minerales,  por sus características químicas tienen la virtud de teñir fibras naturales como algodón, yute, lino, bambú, cáñamo, lana, seda, alpaca, vicuña y guanaco. También podemos teñir viscosa (celulósica) y Poliamida (Nylon). Son ecológicos y sostenibles. No contienen componentes químicos perjudiciales para la salud ni el ambiente.

tintes naturales

La historia de los colorantes naturales, se remonta del  4.000 a.C. en Babilonia, donde teñían las ropas de lana.  Incluso, anterior al año 3.000 a.C. se registran trabajos de tinturas naturales en China con Rubica Tinctoria, de la cual se extrae el colorante rojo. Para el 2.500 a.C. la India ya domina la tintorería y el estampado, y se encontraron ropas en Egipto, teñidas con Indigofera Tinctoria, planta que produce el colorante azul. Por el año 2.000 a.C. alquimistas egipcios ya combinaban sales metálicas para usarlos como fijadores, a fin de tornar sus colores más permanentes. En Perú, la civilización Chavin, que dió origen al pueblo Inca, ya utilizaba alpacas, llamas y vicuñas y tenían un vasto conocimiento sobre el uso de colorantes naturales.

El escritor Giaventura Rosetti, de Venecia, publica en 1548, el primer libro completo de colorantes naturales “Selección de Técnicas del Arte de los Tintoreros” y demuestra que las sales de metales influyen en la estabilidad del color y en su tonalidad. Menciona el empleo de vinagre, de orina y de jabón y comprueba distintos grados de permanencia del color.

Para 1856 el químico inglés Sir Willam Perkin, descubre el primer colorante sintético, la malveína, obtenida por oxidación de la anilina con bicromato de potasio, base de nuevas investigaciones que llevarán al crecimiento de la industria de compuestos químicos orgánicos. Junto con la revolución industrial y la búsqueda de materiales sintéticos más económicos y de rápida producción, dejaron de utilizarse los colorantes naturales, dando paso a los tintes sintetizados en laboratorio diseñados para fijarse a los nuevos tejidos derivados del petróleo.

Ya en el 1900 los colorantes sintéticos dominan el mercado de la industria textil. Desde entonces teñimos con colorantes sintéticos, y es probable que sigamos haciéndolo así por siempre. Pero, algunos sectores de la industria están tratando de evolucionar en sostenibilidad con técnicas de tintura milenaria. El mercado de los tintes naturales en la industria de la moda experimenta un resurgimiento, los consumidores se han vuelto más conscientes por su salud y por el impacto ambiental que tienen los tintes sintéticos, generando una demanda creciente de productos que utilicen tintes sostenibles.

04563e816b627d79c41998d96fd99b56

El color en la indumentaria es uno de los factores que más impacto genera, es parte intrínseca y fundamental del diseño de la prenda. Es importante entender que, al tratarse de colorantes naturales, el rendimiento del color dependerá de la calidad y del estado del producto a trabajar en la extracción. Los colorantes naturales extraídos en forma artesanal, tienen su propio color y es muy difícil mantenerlo durante el proceso de manipulación e industrialización.

29c8b76e74c4b070621ff629d2fd9d8e

El método que se utiliza se denomina Método por LIXIVIACIÓN. Es la extracción de uno o más componentes de una fase sólida mediante la utilización de una fase líquida o solvente. Los colorantes extraídos deben ser utilizados en corto plazo, porque se oxidan y varían su tonalidad, incluso pueden formar moho y degradarse rápidamente. Si se quieren usar colorante naturales de manera semi industrial, la alternativa es mantenerlos de forma líquida, para eso una vez realizada la extracción se enfría a 65-70°C y se filtra.

Para obtener estos colorantes se puede experimentar con ingredientes derivados de plantas como algarrobos, ibiscus, cebollas, alubias negras, tréboles, laurel, además de otras plantas y raíces como el índigo, la rubia, la cúrcuma, el achiote, la acelga, espinaca, cebolla, eucalipto, pino, aserrín, el palo campeche entre otros.

bda1a912a2377aad3bcfcf510d72492f

Variando el mordiente y el tiempo de exposición

al colorante, se pueden obtener diferentes tonos de un mismo color.

 

Folk-Fibers-Natural-Dyes_1_grande

Los tintes naturales por lo general incluyen el uso de “mordientes”. Los mordientes realzan, intensifican o modifican el color de la fibra y dan mayores solideces.

Las fibras textiles se mordentan luego del lavado o descrude con jabon neutro, puede realizarse en distintas instancias del proceso de teñido: puede hacerse previo al teñido, o agregando los mordientes directamente al baño de tintura.

Los mordientes comunes incluyen: la sal de mesa, alumbre, hierro y taninos.

Los taninos se encuentran fácilmente en el entorno: están en el té negro, en las uvas, en el algarrobo y muchas otras plantas. El alumbre es el mineral más utilizado generalmente seguido por el hierro, pudiendo ser utilizados y eliminados de las prendas de manera segura. A pesar de que otros metales como el estaño y cromo puedan resultar en colores más intensos, tienen un mayor riesgo sobre la salud y el impacto ambiental. Estos metales tienden a dar a los tintes naturales una mala fama por su toxicidad.

El proceso de teñido con tintes naturales es un conocimiento ancestral que ha sido heredado hasta nuestros días. El trabajo del tintorero requiere desarrollar sensibilidad con el color, intuición y conocimiento de las técnicas tintóreas en textiles, tanto vegetales como animales.

osage-no-mordant_grande osage-iron osage-alum

Variando el mordiente y el tiempo de exposición al colorante, se pueden obtener diferentes tonos de un mismo color.

El proceso  de teñido, en la mayoría de los casos (bundles, tye-dye, shiboris, etc) requiere remojar el material que contiene los pigmentos en agua, añadiendo el textil a teñir y calentando la solución a fuego lento durante un periodo prolongado, teniendo especial cuidado a la dureza y al ph del agua y del vat (solución tintórea) que estamos preparando. El teñido se logra por medio de la difusión del colorante hacia el interior de la fibra, para lograr una buena difusión es importante que las prendas estén húmedas. Nunca realizar cambios bruscos de temperatura, especialmente si el artículo es delicado. Al término de un teñido, ir enfriando con agua fría lentamente para no producir choque térmico.

Con la estampación natural o Ecoprint podemos crear un estampado directamente desde la planta, es el proceso que crea una transferencia permanente de pigmento de las hojas a la tela, sin colorantes externos o pinturas.

Una vez obtenidos los colores deseados, tenemos que tener especial cuidado en los cuidados de las prendas, principalmente en los referidos al proceso de lavado. Se aconseja el lavado a mano con agua fría, aunque también se pueda lavar en lavadora con colores similares a temperatura baja. Utilizar jabones de PH suave, nunca usar lejía, y lo más importante, secar y almacenar a la sombra. Así se conseguirán colores vivos y brillantes por mucho tiempo.

* Todas las imágenes de este post son de Folk  Fibers.

About mundotextil