Home » MODA » Interes General » Estándares y procesos de pre-producción II parte
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
gaga

Estándares y procesos de pre-producción II parte

C. APROBACIÓN DE ACCESORIOS Y RECORTES
En el Proceso de Aprobación de la Producción, si los problemas triviales de recortes no reciben la misma atención que las demás aprobaciones, pueden convertirse en un dolor de cabeza. Cintas de la cremallera que no concuerdan, botones que no son a
prueba de lavarropas, forros interiores rígidos, mezcla de colores en las decoraciones, son aspectos que pueden detener la producción.

Componentes estándar
Las etiquetas principales, etiquetas de talle, etiquetas con el país de origen y las etiquetas con la marca suelen diseñarse para ser utilizadas en una variedad de prendas y no requieren aprobación individual para cada estilo o estación. De la misma manera, los materiales de empaque estándar en una marca o tipo de prenda pueden especificarse o aprobarse colectivamente con anticipación. Las etiquetas impresas que se aplican directamente en el panel de la prenda también poseen formatos estándar y solo se envían una vez para su aprobación.
Los componentes interiores- tales como hilos, forros, forros interiores, hombreras y elásticos- también pueden ser estándar en una categoría de prendas y evitar la aprobación individual de cada combinación de tela/ estilo. El color de los forros y los forros interiores dependen de la tela a granel y necesitan volver a verificarse después de que los colores del granel son aprobados. Si la prenda tiene puntadas que contrastan- hilo de un color diferente al de la tela-, el diseñador querrá aprobar el color del hilo en la forma de una muestra en un panel de tela.
Otros accesorios interiores pueden afectar el rendimiento luego del lavado o el calce y la caída de la prenda. En este caso, suelen ser aprobados en conjunto con los procesos de prueba de rendimiento y aprobación del calce.

Cierres y decoraciones
Los botones, los broches, los cierres y las cremalleras necesitan ser aprobados por su apariencia visual y su rendimiento. Los componentes que se utilizan para teñir un elemento para hacerlo coincidir con otro (DTM) son sensibles al color y se volverán a verificar según la aprobación del color de la tela a granel.
Los recortes como el ribete, el encaje y los cinturones siguen el mismo proceso: son aprobados por apariencia, por rendimiento y por coincidir con el color del tejido a granel.
Las decoraciones que se agregan a las prendas durante la producción como los bordados, los apliques y los estampados se enviarán en paneles, primero en un tejido de muestra y luego para su aprobación final en la tela a granel. Estos paneles suelen llamarse réplicas o “strike-offs”, tomando la frase del proceso de aprobación del estampado.

Tratamientos de lavado de los accesorios- recortes y la prenda
Los recortes o accesorios- tales como los botones que se tiñen para que coincidan, el hilo, los cierres que se utilizan en las prendas que pasarán por tratamiento de lavado-
representan un desafío adicional ya que deberán coincidir con el color de tela a granel luego de que la prenda se lave.
Algunos accesorios pueden añadirse a las telas luego de que èsta haya finalizado con los tratamientos de lavado. Otros accesorios deben añadirse antes, en el proceso de producción y, por lo tanto, deben ser evaluados para asegurar que su apariencia no se encuentra alterada por los tratamientos de lavado, especialmente si se utilizaron blanqueadores o químicos.

D. APROBACIÓN DEL CALCE
El éxito de una marca depende más que nada de conocer a los clientes, diseñar prendas que coincidan con el estilo de vida del cliente y producir prendas que le calcen al cliente. La producción de prendas a larga distancia conlleva interpretar esquemas dimensionales a prendas tridimensionales, por lo general sin una reunión en persona entre el diseñador y la fábrica.

Un arte perdido
Como muchas de las aprobaciones que hemos abordado, la aprobación final del calce se logra a través de una serie de repeticiones, desde una primera muestra del prototipo, una serie de sesiones de calce, hasta que el diseñador o el diseñador técnico se encuentre conforme con el calce de la prenda.
En el pasado, el calce era establecido por patrones de papel provistos por la oficina de diseño. En la actualidad, pocas marcas tienen sus propios servicios de patrones. En lugar de eso, confían en que las fábricas que realizan los patrones y los técnicos interpreten y perfeccionen el calce de la prenda en conformidad con las instrucciones del diseñador.
Por lo general, las marcas establecen moldes básicos, patrones simplificados que se utilizarán como el punto de partida de una categoría de determinados tipos de tela. Los moldes suelen compartirse entre las fábricas y se almacenan en la sección de calce de la fábrica para estilos futuros.
Una vez que se aprueba el calce, la fábrica clasificará el talle de la muestra para cubrir todos los talles. Si la marca ofrece más de una clasificación en cuanto al talle- talles como jóvenes, ninños y mujer- cada talle necesita ser aprobado y clasificado por separado.

Comunicación
La sesión de calce ideal se realiza en persona entre el diseñador de la marca/ el técnico y los encargados de realizar los patrones/ técnicos en la fábrica, para que un modelo de la marca pruebe el calce. Sin embargo, esto no suele ocurrir. En lugar de eso, el modelo elegido por el diseñador de la marca o el técnico se lleva la prenda para probar el calce y el diseñador técnico luego comunica los comentarios al agente o a la oficina
de compra, que luego le envía los comentarios a la fábrica. No cabe duda de que el proceso de perfeccionar el calce es difícil e insume mucho tiempo.
La mayoría de las marcas utilizan sistemas computarizados de Gerencia del Ciclo del Producto (PLM) para transmitir paquetes técnicos a los encargados de realizar los patrones o a los técnicos de la fábrica. Los paquetes técnicos o fichas técnicas incluyen dibujos detallados, especificaciones de medidas, detalles de elaboración e información sobre la tela, el hilo y los accesorios. La revisión de las medidas y los comentarios del calce también se comunican a través de este sistema.
Si las repeticiones del calce siguen sin ser aprobadas, las videoconferencias pueden resultar útiles. Debido a que los modelos de calce pertinentes no se encuentran disponibles en las sedes de la fábrica, es fundamental que las fábricas inviertan en maniquíes de la marca que se aproximan a las dimensiones y las curvas del modelo de la marca. Además, tanto la fábrica como el representante local de la marca deben entender la forma en la que la marca mide las prendas. Es responsabilidad del agente extranjero u oficina de abastecimiento evaluar cuidadosamente los Envíos para la aprobación del calce antes de ser enviados a la marca.

Aprobación final del calce
La muestra que se envía para su aprobación final debe ser idéntica a la prenda que se embarcará en la producción a granel: deberá ser la misma tela, el mismo ti de lavadpoo y deberá ser realizada en la misma fábrica. Por lo general, las marcas colocan un sello o una etiqueta en la muestra de calce final, que no es fácil de remover, para diferenciarla de las demás repeticiones. La aprobación final del calce “sellado” se almacena para referencias futuras en el caso de que se presenten problemas con el calce en el futuro.

Quinto Parte: Aprobación del estudio de rendimiento.

La aprobación del estudio de rendimiento consiste en dominar las diversas aprobaciones visuales y táctiles. Cada elemento- tela, hilo, accesorios, decoraciones y prendas completas- debe evaluarse basado en un protocolo establecido de estándares para asegurar que el consumidor no quedará disconforme con la apariencia y el rendimiento de la prenda luego de haberla usado y lavado varias veces.

Protocolos y estándares
Por lo general, las marcas poseen una lista establecida de las pruebas que realizan en telas, accesorios y prendas, la cual comparten con las hilanderías, los proveedores de accesorios, las fábricas y las lavanderías. Cada prueba tiene un mínimo a alcanzar o sobrepasar, el cual suele evaluarse en forma cuantitativa o visualmente.
Los protocolos de las pruebas incluyen una gama de controles y test que indican el rendimiento del tejido durante el uso pretendido y luego de un número específico de lavados. La mayoría de las marcas contratan laboratorios de prueba externos o autorizan a la hilandería o a la fábrica para realizar las pruebas.

Evaluación
El equipo que realiza las pruebas de rendimiento perteneciente a la marca evalúa los resultados de las pruebas de laboratorio. Los resultados negativos o apenas aprobados se considerarán de manera individual. Debido a que las pruebas de laboratorio solo indican cómo debe comportarse la prenda, es probable que los estándares se ajusten en algunas circunstancias si el diseño no necesita adherirse estrictamente a ellos. En el caso de que esto ocurra, lo cual es muy inusual, el técnico de pruebas cooperará con el diseñador y el comerciante para determinar el nivel de riesgo que esta decisión conlleva, que el cliente no quede satisfecho y relacionarlo con la necesidad de conseguir la integridad del diseño.

Ropa para niños
Los estándares de la ropa para niños, que conllevan la seguridad del cliente, son estrictos y no negociables. Algunos ejemplos incluyen las pruebas de fiabilidad de las costuras que fijan los botones y los broches, comprobar si las prendas son inflamables y la fijación de los cordones.

Pruebas de la tela
Una prueba preliminar que se realiza en una muestra de tejido establece el estándar para los resultados de pruebas futuras y el umbral de menor rendimiento que debe alcanzar la tela a granel o la prenda. La prueba preliminar también puede enfatizar las áreas en las que la hilandería debe mejorar durante la producción de la tela a granel.
No solo se evalúa cada tela a granel, sino que también se evalúa la inalterabilidad del color. Si la prenda confeccionada pasará por tratamientos de lavado, las pruebas deben realizarse en paneles de tela que coincidan con las condiciones de lavado final de la prenda.
Las pruebas del tejido también determinarán si la elaboración y el peso coinciden con las especificaciones del pedido, según se haya establecido basado en la muestra. El peso y la elaboración afectan el tacto, la caída y el calce de la prenda, por lo que cualquier diferencia con las especificaciones de lo aprobado previamente podrían afectar otras aprobaciones futuras.
En un mundo ideal, la tela no saldría de la hilandería hasta que todos las pruebas hayan sido completadas y aprobadas; sin embargo, debido a que la aprobación de las pruebas suele continuar mientras se experimenta con diversas instrucciones de cuidado y tratamientos de lavado, las marcas y las fábricas suelen autorizan el embarque de la tela antes de la aprobación final de las pruebas. En ese caso, muestras del tejido se envían a los laboratorios de pruebas para ser testeados mientras la tela producida es transportada a la fábrica de prendas.
Expedir el proceso de aprobación de la tela es fundamental: Las etiquetas de cuidado y composición no pueden ser confirmadas hasta que la tela haya pasado las pruebas de lavado. Es probable que las fórmulas de lavado de la prenda necesiten modificarse para mejorar el rendimiento. Lo que es más importante, para proteger la inversión financiera de la fábrica, nunca se debería cortar la tela ni comenzar con la costura de las prendas hasta que se aprueben todas las pruebas de laboratorio.

Pruebas de accesorios
Se evaluará la fuerza y la apariencia de los accesorios y los recortes luego del lavado. Cualquier recorte que no coincida con el resto de la prenda deberá también evaluarse por inalterabilidad del color.

Pruebas de prenda
Además de evaluar todos los colores de la tela, las prendas terminadas también deberán evaluarse para examinar su apariencia y rendimiento luego de varios lavados. Una vez más, si la prenda se lava, el punto de inicio de la prueba de prenda se realizará luego de los tratamientos de lavado. Los suéteres en particular suelen ser evaluados en forma de prenda. La relación entre apariencia, tacto y rendimiento es un balance que puede ajustarse al momento de lavado y que requiere una estrecha relación entre la oficina de diseño, el equipo de pruebas de rendimiento y la lavandería.

Instrucciones de cuidado
Una vez que todos los resultados hayan sido aprobados, se presentan las instrucciones finales de cuidado y, de ser necesario, se traducen a otros idiomas. En algunas ocasiones, en especial cuando los resultados de las pruebas son inferiores al estándar, se pueden requerir pruebas de uso.

Sexta parte: Aprobación de la prenda terminada.

Con todos estos Módulos de Proveedores – Autorizadores que operan en la aprobación de la producción, es sencillo perder de vista el objetivo, que es presentar la mejor prenda posible al cliente en el tiempo establecido. La aprobación de la prenda terminada es el resultado de todos los procesos.

El último vistazo
Luego de que todos los componentes y procesos son presentados y aprobados por separado, lo que incluye el tejido, los accesorios, los lavados y los tratamientos finales – acabados-, la prenda se encuentra sujeta a un último proceso de aprobación antes de que comience la producción.
La muestra anterior a la producción –Pre Production Sample- es la última muestra presentada para su aprobación antes de que la fábrica comience la producción. En algunas circunstancias, la muestra de aprobación anterior a la producción es la misma que la muestra de aprobación final del calce; en otras ocasiones, son dos procesos diferentes.
De cualquier forma, es la última oportunidad de los Autorizadores para “hablar ahora o callar para siempre”. Por lo general, la aprobación de la PPS la inicia el departamento de diseño y de diseño técnico, pero cuando se trata de grandes cantidades o de estilos claves también participan en la aprobación de la PPS otros departamentos, como los comerciales por ejemplo.
Luego de que la marca aprueba la PPS, el agente o la oficina de compra revisarán la PPS junto con su equipo de control de calidad interno, la fábrica y la lavandería para asegurarse de que todas las partes entienden completamente el estándar para realizar cualquier revisión de último momento o inquietudes que pudieran haber surgido en la sesión de aprobación de la PPS.

Otras instrucciones visuales
La revisión de la PPS puede ser la primer oportunidad que tiene el diseñador de evaluar la prenda tal y como se la presentará al cliente. En este punto, se revisan y confirman otras instrucciones visuales, tales como la colocación de los patrones y el hecho de que coincidan, la dirección de las lanillas y la colocación de bordados, logos, estampados y otras decoraciones. También se revisan los requerimientos de empaquetado, como por ejemplo las instrucciones de doblado o colgado.

Más allá de la cima de la producción
En el caso de pedidos particularmente grandes o de estilos que son importantes en el mercado, es posible que la marca quiera agregar otro paso extra además de la PPS para confirmar por una tercera vez el calce y la apariencia final. La cima de la producción (TOP) es una prenda que se toma de la línea de producción mientras esta se encuentra en progreso.
Un piloto o una prueba es una pequeña muestra de la producción, mientras que el conjunto de talles se refiere a todos los talles en los que se ha diseñado la prenda.
A pesar de que el concepto de la aprobación de la muestra TOP o de producción es teóricamente sensato, la realidad de la producción de prendas en grandes fábricas puede significar que la aprobación de la TOP es impráctica e ineficaz. Por lo general, la producción se realiza y se envía antes de la aprobación de la TOP. Tanto sea éste el proceso o incluso a través del conjunto de talles- size set. Si se requiere este paso extra, para que sea realmente efectivo, se necesitará más tiempo en el calendario para incluirlo.
En lugar de la TOP, muchas marcas solicitan una muestra de embarque- shipment sample- como una muestra de referencia para almacenar. Una prenda tomada de la producción a granel y enviada a la oficina de diseño o de abastecimiento como referencia.

Casi terminado
Idealmente, las PPS se realizan en la línea de producción original, donde se elabora la producción final de la prenda con el uso de los componentes correctos- tela, hilo, accesorios, calce, etc. Sin embargo, la realidad es diferente y la segmentación organizacional y la presión por el tiempo demuestran que no hay solo una PPS definitiva, sino una muestra “casi terminada” que lleva a un apéndice desigual; un panel lateral para el lavado estándar, un correo electrónico notificando un cambio de último minuto en las especificaciones o una réplica que muestra la colocación de las decoraciones. Cuando esto ocurre, el agente o la oficina de compra deben asegurar que la fábrica produzca prendas perfectas para la aprobación de la oficina y este paso es accesible de inmediato en la fábrica durante la producción.

¿Qué hora es?
Si la tela, el lavado, los accesorios, el calce, las pruebas de laboratorio, etc. han sido aprobados, la pre-producción ha sido efectivamente aprobada. Por lo tanto, se autoriza que se comience a producir. El hecho de que la producción comience a tiempo para lograr cumplir con la fecha de entrega depende en gran parte de si los Módulos de Proveedores – Autorizadores adhirieron a la aprobación por fechas

Septima parte: Calendario con el tiempo y proceso de producción.

El Calendario con el Tiempo y Proceso de Producción (T&A o TNA) es una herramienta que provee un panorama del Proceso de Aprobación de la Producción: las secuencias individuales de aprobación y los Módulos de Proveedores – Autorizadores responsables de cada etapa, ordenados en orden secuencial. En otras palabras, el qué, dónde y cuándo de los pasos en el proceso de aprobación en una planilla.

Avisos o Alertas
El Calendario con el Tiempo y Proceso de Producción no es un organigrama, sino una convergencia multidimensional de eventos que deben tomar lugar en un periodo de tiempo determinado para asegurar que la producción pueda comenzar y terminar en el tiempo acordado. El objetivo es alertar a los Facilitadores para que puedan supervisar el progreso de los Módulos de Proveedores y Autorizadores individuales.
El proceso en sí es complicado porque la progresión no es lineal: diversos módulos se encontrarán trabajando para lograr diferentes aprobaciones al mismo tiempo. Sin embargo, cada Secuencia Envío – Comentarios, Segundo Envío – Aprobación tiene una aprobación para una Fecha Prevista, y éstas son las fechas que el calendario monitorea.

Calendario de Planificación de la Mercancía
Por lo general, las organizaciones de las marcas recopilan un Calendario de Planificación de la Mercancía completo para todas las estaciones que engloban todas las actividades que “merchandising” y diseñadores deben cubrir, desde la concepción e implementación hasta el envío del producto al cliente. En las grandes organizaciones, la responsabilidad de establecer, mantener y monitorear el Calendario de Planificación de la Mercancía recae en un departamento con sistemas computarizados que monitorea todos los pasos de cada proceso.
A pesar de que el Calendario de Planificación de la Mercancía provee un resumen útil de los objetivos de la organización en su conjunto, en la práctica puede ser demasiado complejo, al punto de ser incomprensible, y general al punto de que no pueda aplicarse a nada.

¿Cómo funciona la planilla?
El Calendario de Planificación de la Mercancía funciona más como una planilla que como una hoja de cálculo, una planilla que es accesible y fácil de utilizar, que cubre el periodo de tiempo desde la confirmación del pedido hasta el embarque de la prenda.
El calendario debe ser simple y conciso, un resumen de una página de los estilos realizados a partir de la tela o el hilo y asignados a una fábrica. Algunas fechas aplican a todos los estilos; otras tratarán específicamente con un estilo.
Las fechas monitoreadas normalmente se dividen en tres categorías: Información de Planificación de la Mercancía, Información de la Hilandería o Fábrica de Tejido e Información de la Fábrica de Prendas.
Idealmente, estas fechas coincidirían con las fechas generales del Calendario Estacional de Planificación de la Mercancía, pero debido a que el Calendario con el Tiempo y Proceso de Producción se enfoca en los estilos, puede haber variantes.

Comienza por donde quieres terminar
El primer paso para crear un calendario con el tiempo y los procesos de la producción es determinar las fechas estándares internas a través de un grupo de “merchandising” o un concepto de diseño, según lo establezcan los comerciales de la marca. Algunas marcas refieren a una fecha basada en las tiendas, otras se basan en la fecha de los centros de distribución. De cualquier manera, cada grupo de “merchandising” recibirá un nombre de estilo y una fecha.
Al comenzar por el final, se determinan las fechas en las que la mercancía llega al país desde la fábrica, lo que permite que la mercancía llegue a su destino en la fecha interna. Los tiempos de tránsito del país de fabricación al centro de distribución de la marca varían según la distancia y la forma de embarque, ya sea vía aérea o marítima. Los agentes logísticos, tanto nacionales como extranjeros, pueden ayudar a establecer estas fechas.
Luego se calcula la fecha en la que se aprueban todos y cada uno de los procesos. La fábrica necesita comenzar a producir con el tiempo necesario para llegar a la fecha establecida en la que la producción debe llegar a la marca. Los tiempos de elaboración de la producción tienen muchas variantes según el tipo de producto, el tamaño del pedido, la capacidad de la fábrica y los feriados locales. La fábrica de costura y tejido podrá proveer un tiempo de fabricación estimado para la producción desde el momento en que se aprueban todos los procesos hasta que la prenda abandona la fábrica. El lavado y el control de calidad final deben incluirse en el tiempo de producción total. El sistema funciona mejor si los tiempos de elaboración no son ni exagerados ni muy ajustados.

Aprobación de las prendas
Siguiendo con esta idea de empezar por el final, ahora desde la fecha de aprobación final, el próximo paso es registrar las fechas de todas las demás aprobaciones intermedias que deben tener lugar antes de que se comience a cortar o coser la tela. Estas aprobaciones incluyen la aprobación de la PPS, del calce, de los accesorios y las decoraciones. Idealmente, la aprobación de la prueba de prenda y de lavado también se confirmará antes de comenzar la producción, pero según cada caso, la fábrica y la marca quizás decidan que es más seguro comenzar la producción mientras estos procesos siguen o están en progreso.
Recepción de la materia prima a granel
La fábrica también notificará la fecha en la que necesita recibir la tela y el hilo para cumplir con la fecha de aprobación final. El calendario debería incluir tiempo para los procesos de inspección de la materia prima propia de la fábrica, que pueden incluir ordenar por tonalidades y evaluar la reducción rollo a rollo. También se considerará el tiempo de transporte desde la hilandería a la fábrica de prendas, la cual variará según su ubicación.
Incluso, las fechas internas de la fábrica comprenderán la fecha de embarque y las fechas de recepción de tela- hilo y accesorios correspondientes, determinadas por la ubicación de la fábrica, de la hilandería y el modo de embarque.

Aprobación de la materia prima y embarque
Una vez que se establece la fecha en la que el producto ingresa a la fábrica, esta puede determinar la fecha correspondiente para la cual la materia prima debe estar aprobada. Basadas en la fecha de aprobación, la fábrica y la oficina de diseño pueden comenzar a trabajar desde el final para diseñar un cronograma razonable para la Secuencia Envío- Comentarios, Segundo Envío- Aprobación que coincida con la fecha en la que la tela ingresa a la fábrica. Tal y como se mencionó, la aprobación de la prueba del tejido puede programarse para antes o para después del embarque, según el análisis de riesgo realizado para cada estilo.

Personalización
En este informe se incluye un ejemplo de la planilla del Calendario con el Tiempo y Proceso de Producción, pero es preferible diseñar un formato individualizado que funcione para cada marca. El objetivo es simplificar al monitorear solo las fechas claves de aprobación de la producción. Los diferentes Módulos de Proveedores- Autorizadores pueden complementar el calendario con sus propias listas de “cosas por hacer”, primer Envío presentado, primer Envío recibido, primer Envío comentado, segundo Envío presentado, etc. El propósito del Calendario con el Tiempo y Proceso de Producción es aclarar las fechas de la aprobación final de la producción, no la fecha de cada paso que lleva a la aprobación.

¡No lo compliques!
Los detalles excesivos pueden resultar contraproducentes. Es responsabilidad de los Autorizadores y de los Proveedores estar conscientes de los plazos de entrega y de confeccionar un subconjunto de calendarios para asegurarse de que cumplirán con los plazos pactados. Además, los Autorizadores y los Proveedores deberán ponerse de acuerdo en un tiempo razonable para las diferentes categorías de los Envíos y las aprobaciones. Por ejemplo, el tiempo requerido para preparar los Envíos luego de
haber recibido los comentarios o el tiempo requerido para realizar los comentarios luego de recibir los

Envíos.
El tiempo que conlleva cada función variará según las circunstancias, pero el punto fundamental es que los Proveedores y los Autorizadores concuerden en un periodo de tiempo que funcione para ambos y que coincida con los objetivos de entrega. Los equipos de abastecimiento internos y externos facilitarán el establecimiento de los tiempos de respuesta pactados para Envíos y comentarios.

Revisión
Los calendarios iniciales serán generales e ideales. Recuerda que el Calendario con el Tiempo y Proceso de Producción es una planilla, un panorama del trabajo en progreso. En la elaboración de prendas, nada es tan seguro como el cambio. A medida que el proceso de aprobación avanza, puede resultar necesario revisar los calendarios para reflejar las realidades como demoras en la tela o cambios en el estilo y a medida que el calendario se modifica, los Autorizadores y los Proveedores deben estar de acuerdo una vez más con los nuevos plazos.

Control del calendario
El mayor desafío inherente a los Calendarios con el Tiempo y Proceso de Producción es la fragmentación de la responsabilidad dentro de la organización de la marca, que puede ocasionar conflictos cuando tanto los Proveedores como los Autorizadores utilizan más tiempo del designado para su Secuencia Envío- Comentarios, Segundo Envío- Aprobación. A medida que las fechas del grupo interno de mercancía se acercan y el tiempo de elaboración se termina, las disputas se vuelven más agresivas.
La mayoría de las organizaciones carecen de un responsable que pueda ejercer presión sobre los reincidentes, a pesar de que todos saben quiénes son. Por lo general, por omisión más que por intención, el departamento de abastecimiento pasa a ser quien mantiene el calendario. Debido a que el departamento de abastecimiento no tiene autoridad directa sobre los Autorizadores o los Proveedores, lograr que todos cumplan con los plazos pactados en el calendario requiere persistencia y diplomacia y, de ser necesario, la participación de la gestión superior.

Un proceso evolucionario
Lo más importante a tener presente es que los Calendarios con el Tiempo y Proceso de Producción solo son guías prácticas. Proveen un resumen para que los diversos actores del proceso multidimensional puedan estimar su progreso y responder proactivamente a los asuntos anticipados.
Los calendarios evolucionan constantemente y se ven influenciados por circunstancias especiales, todo es temporal. Proveen un borrador para que los gerentes puedan ver si el proceso se está realizando según el tiempo estipulado o si está atrasado y actuar según corresponda. Los Calendarios con el Tiempo y Proceso de Producción no sustituyen el diálogo continuo ni al dedicado seguimiento entre los actores. Una reunión o una conferencia por Skype a la semana pueden enfatizar asuntos relacionados con el tiempo y solucionar los problemas antes de que se presenten.
El objetivo es presentar la mejor prenda posible al cliente en el tiempo estipulado. Algunas veces se necesitan ajustar los tiempos de fabricación o los estándares necesitan ser menos estrictos, a veces los Autorizadores deben conformarse con un producto muy bueno en lugar de intentar alcanzar la perfección y otras veces los Proveedores deben esforzarse para cumplir con los plazos.
Alcanzar la aprobación final es un proceso de colaboración. Los Calendarios con el Tiempo y el Proceso de Producción facilitan la gestión a las áreas problemáticas pero solo la comunicación entre las personas y la colaboración en la resolución de problemas pueden compensar el tiempo perdido en situaciones imprevistas.

Conclusión.

La clave para abordar el Proceso de Aprobación de la Producción es comprender la conexión entre los diversos Módulos de Proveedores- Autorizadores que implementan la Secuencia Envío- Comentarios, Segundo Envío- Aprobación y los Facilitadores que ayudan a hacer los procesos más sencillos.

Conexión y colaboración
El Proceso de Aprobación de la Producción es un ecosistema multifacético que contiene operaciones de colaboración llevadas a cabo de manera simultánea en diferentes ubicaciones por diversos actores que trabajan para alcanzar el objetivo final, presentar al cliente la mejor prenda posible en el tiempo estipulado. Apegarse al calendario en aprovisionamiento es requerido tanto con los Proveedores, con los Autorizadores, como con los Facilitadores- internos y externos- funcionando como un punto de apoyo que se balancean estos actores.

Delegación y empoderamiento
A medida que las relaciones entre las marcas y los proveedores crecen, también lo hacen las oportunidades de delegar la tarea de aprobación al capacitar y empoderar a los Facilitadores para que cumplan el rol de Autorizadores. Este es un proceso gradual de capacitación que evoluciona con el tiempo. A medida que los agentes del exterior y las oficinas de abastecimiento en origen comprenden mejor los requerimientos de la marca y desarrollan niveles de juicio más confiables y consistentes, pueden asumir más autoridad de aprobación.
Empoderar a agentes del exterior y a oficinas de aprovisionamiento cercanas a la ubicación de la producción no implica que las oficinas de diseño de desarrollo del producto de la marca renuncien a la responsabilidad de mantener la integridad del diseño; aún deben realizarse verificaciones y balances. Sin embargo, al capacitar a los representantes extranjeros para actuar como la marca en este ámbito, la organización puede desplazar gradualmente el proceso de aprobación hacia los actores, lo que le permitirá al departamento creativo enfocarse en el futuro.
El resultado será una organización más rápida y ágil y un Proceso de Aprobación de Producción más eficaz y proactivo.

Fuente: Ebook de Gabriel Farias Iribarren.

About mundotextil

Leave a Reply