Home » MODA » Actualidad » El empresario textil que cambió un paradigma
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
stay true

El empresario textil que cambió un paradigma

Un empresario textil cambió su paradigma en una industria cuestionada por sus modos salvajes de fabricación: creó una marca sustentable que contribuyó a que la comunidad qom volviera a producir algodón de manera orgánica después de 10 años.

En 2014, después de más de 20 años de trabajar en la industria textil, Martín Alonso dio un giro en su vida personal y profesional y creó Stay True Organic Clothing. Necesitaba encontrar un propósito para su trabajo que fuera más allá de ganar dinero. “Me gustaba lo que estaba haciendo, pero no me hacía feliz. Me sentía malhumorado, no le encontraba la vuelta. Quería hacer algo diferente sin cambiar de rubro; demostrar que era posible trabajar de otra manera”, recuerda Alonso.

Desde ese momento, y con ayuda de las herramientas de la antroposofía, aparecieron las primeras señales de transformación: acercarse a comedores infantiles, trabajar con la comunidad qom y profundizar en la producción de prendas confeccionadas con algodón biodinámico y orgánico. El cambio buscado por Alonso se concretó con la creación de una empresa que elabora productos textiles bajo estándares internacionales de calidad, e impacta positivamente en la comunidad, buscando soluciones a problemas sociales, alimentarios y ambientales.

 

OTRA PRODUCCIÓN ES POSIBLE

La misión que se propuso como marca Stay True es de triple impacto: el fortalecimiento de las economías regionales mediante la contratación de pequeños talleres de confección; la mejora del medio ambiente a través de la adquisición y la producción de algodón orgánico, empoderando a una pequeña comunidad nativa qom, de Pampa del Indio, Chaco; y el favorecimiento de la seguridad alimentaria de niños en comedores infantiles, con la donación de productos orgánicos.

“Comenzamos vendiéndoles remeras a distintas marcas, ayudándolas a trabajar con el impacto ambiental, presentándoles el modelo de empresa B (las cuales redefinen el sentido del éxito empresarial usando la fuerza del mercado como modo de dar solución a problemas sociales y ambientales) para que se contagiaran y lo transitaran también. Con un porcentaje de esas ventas, comprábamos alimentos orgánicos y los donábamos a comedores infantiles. Actualmente, donamos el 10% de nuestras ganancias y ya llegamos a más de 3.600 chicos de la provincia de Buenos Aires”, relata, orgulloso, el fundador de la compañía y agrega: “A su vez, como la problemática del algodón orgánico en el país es un tema, porque la industria es monopólica y es todo importado, empezamos a bosquejar la forma de generar algo propio con miembros de una comunidad qom. Ellos hacía 10 años que no producían algodón, por una plaga que arruinó sus terrenos, y ahora, desde septiembre de 2016, hay más de 300 personas trabajando para producir el primer algodón orgánico argentino”.

 

El objetivo de la empresa también es regenerar las capas de la tierra, en las que conviven las familias, para producir algodón y lograr una granja sustentable donde la comunidad pueda trabajar y autoabastecerse de comida. Para el proyecto, el INTA Sáenz Peña los proveyó de semillas libres de OGM, es decir que no fueron modificadas genéticamente, y les ofreció apoyo técnico

Actualmente, Stay True trabaja en una hectárea por familia y el desarrollo está en proceso de certificación orgánica y de certificación Demeter. “El algodón orgánico no daña el ambiente, pero no lo mejora, sí la biodinámica, porque se trata de una agricultura regenerativa, y hacia ese camino vamos”, explica Alonso.

Este salto, de lo importado a lo nacional, está por concretarse. En los próximos meses saldrán las primeras remeras de Stay True producidas con algodón 100% argentino. El packaging, además, es sustentable, de papel reciclado con certificación FSC, con etiqueta elaborada por el programa de Terapia Ocupacional del Hospital Borda y una carta personalizada de agradecimiento por la compra que incluye un dibujo hecho por niños de los 30 comedores con los que la marca colaboró.

“Estamos cumpliendo el sueño de tener algodón biodinámico en Argentina, con comercio justo y con certificación orgánica y Demeter, que es de la antroposofía, dentro de un mercado fashion. Todo surgió a partir de un cambio profundo en el plano individual”, concluye Alonso.

 

¿BIODINÁMICA?

Para comprender mejor el cambio de paradigma en el que se incluyen proyectos como Stay True, es necesario conocer qué es y qué propone la agricultura biodinámica. Esta forma de producción hace hincapié en la interrelación entre suelos, plantas y animales, tratándolos como un sistema en equilibrio. Abarca todos los aspectos de la agricultura: ecológicos, económicos y sociales. Se diferencia de otros tipos de agricultura ecológica, también, por el uso de preparados vegetales y minerales como aditivos para el compost y aerosoles para el terreno, así como en el seguimiento de un calendario de siembra basado en el movimiento de los astros.

Fuente: La Nación  – Foto: Brando / Andrés Blasina

About mundotextil