Home » MODA » Actualidad » El consumidor productor
Mundo Textil, Revista de proveedores de la Industria Textil e Indumentaria
maker11_kniterate_5047 (1)

El consumidor productor

La auto-definición de la identidad de las personas junto con la sensación de independencia y autonomía en el mercado, caracterizan a nuestros consumidores. Como parte del análisis desarrollado por el Observatorio de Tendencias INTI, Tópicos 2025 da cuenta de una nueva variable: el consumidor convertido en productor.

Este es un fenómeno que se radicalizará en el mediano plazo gracias a la mayor accesibilidad tecnológica. De un primer momento en que el consumidor fue incorporado al proceso creativo a través de diferentes estrategias de inmersión, hoy asistimos a una radicalización de esta tendencia yendo el consumidor más allá: hoy está dispuesto a asumir la producción casera de objetos a través de sistemas de diseño y manufactura tan avanzadas como simples de manipular. El consumidor encontrará en el futuro dos opciones ampliamente extendidas. Por un lado, los procesos de manufactura capaces de instalarse en la cotidianeidad del hogar gracias a los avances tecnológicos como la manufactura aditiva (3D, por ejemplo). Por otro lado, empresas destinadas a brindar el servicio de producción en baja escala y hasta productos únicos basados en los diseños de los consumidores capaces de ser entregadas en pocas horas gracias a sistemas de fabricación distribuida.

Pero también estos sistemas se pueden combinar con la creatividad de los usuarios quienes pueden diseñar sus propios productos con un software provisto por la empresa que luego son materializados por fabricación distribuida. Esta faceta del consumidor potenciará el desarrollo de interfaces inéditas que asistan creativa y técnicamente a los consumidores para eliminar intermediarios y desarrollar sus propios productos. Un ejemplo interesante es Kniterate, la máquina de tejidos 3D presentada por la startup OpenKnit, que permite a los consumidores imprimir sus propias prendas en casa asistidos por un simple software y diseños compartidos a través de una comunidad de tejedores digitales.

Podemos prever que a partir de estas demandas emergentes de funcionalidades (utilidad, simpleza, acceso directo, calidad) y valores (autonomía, independencia, identidad) en los próximos años los usuarios estarían dispuestos a usar prendas inteligentes que les permitan generar sus propios recursos, experiencias y sentidos.

En el futuro las marcas exitosas serán aquellas que logren crear una relación de proximidad y utilidad con los consumidores. Para ello las empresas deberán comprender a las personas desde la singularidad de su identidad, la percepción de independencia, el valor de la autonomía y el interés por participar en la generación de las experiencias. La privacidad de los usuarios será un aspecto clave que las compañías tendrán que gestionar de manera eficiente para no invadir a los consumidores sino que, por el contrario, la estrategia será convertirse en socios de ellos. La tecnología será entonces necesaria no sólo como medio para la interacción sino también como herramienta estratégica para construir nuevos horizontes de acción individual y colectiva.

+Info: www.inti.gob.ar/textiles

 

About mundotextil

Leave a Reply